TRADICIONES DE AMOR

México tiene amor por sus tradiciones y artistas que lo saben expresar.

Al asomarnos al arte mexicano podemos sentir la poesía de Sor Juana Inés de La Cruz o Carlos Pellicer, la pintura Frida Kahlo o de José Guadalupe Posada, la música Silvestre Revueltas o José Pablo Moncayo, de las mariposas monarca, los alcatraces los Ángeles y de la Virgen de Guadalupe, entre cientos o miles de posibilidades.

Al asomarnos a la obra de Aida Emart podemos sentir a México.

El preciso y armónico trazo de su dibujo guía la mirada por todos los espacios de la obra en composiciones barrocas pero de imágenes simplificadas. El manejo del color , luminoso y espeso, da vida a su profusa imaginación que tiene algo de surrealismo y significativas coincidencias con la gran tradición de las escuelas mexicanas de pintura al aire libre, de Santa Anita, Chimalistac, Coyoacán, Xochimilco y finalmente La Esmeralda, que retomó el concepto de todas en una sola escuela que sigue activa en la actualidad.
Quizá sea por su propia naturaleza que el arte de Aida Emart también es un arte al aire libre, tácitamente visible en el ya tradicional Jardin del Arte de las calles Sulivan y Villalongin de la Ciudad de México.

Aida Emart es una pintora que refleja su alegre personalidad en su obra, juega con la muerte, pinta la música con su propia música interior, nos ofrece el aroma de las flores, la profundidad de una poesía, la sensualidad de una mujer, el misterio de un gato, el vuelo de una mariposa la devoción Mexicana, la ternura de un ángel o la ironía de la vida, en un lenguaje plástico espontáneo, con identidad nacional y un estilo propio inconfundible.

En esta exposición el amor a la pintura y a México, vemos una tradición continuada desde las escuelas de pinturas al aire libre a nuestros días. No solo estamos ante pinturas y collages bien realizados, con la experiencia y madurez de una artista consolidada. Estamos frente a una obra que nos da la oportunidad de vivir y de sentir lo que Aida llamó atinadamente: Tradiciones de Amor.

Rafael Sánchez de Icaza.